En días anteriores, la Gobernación de Nariño, junto a la Agencia para la Reincorporación y la Normalización –ARN, formalizaron la firma de un convenio interadministrativo para la inclusión de acciones y programas en beneficio de la población excombatiente, en los Planes de Desarrollo de 5 municipios del departamento. 
Durante los últimos años, el Departamento de Nariño se ha perfilado en el escenario nacional como un territorio protagónico en el marco de la construcción y consolidación de la paz. 456 personas en proceso de Reincorporación y 180 en proceso de Reintegración, se beneficiarán de la adhesión a este convenio.
 
Pasto, Cumbal, Ipiales, Tumaco y el Charco comparten objetivos comunes con respecto al desarrollo conjunto y coordinado de acciones para la cooperación interinstitucional en el Departamento de Nariño, con la finalidad de fortalecer los procesos de Reintegración, Reincorporación y Reconciliación comunitaria en la región, por lo cual han sido priorizados para el fortalecimiento e implementación de las Políticas Nacionales de Reintegración Social y Económica y Reincorporación.
 
“De parte de la Gobernación de Nariño y la Secretaría de Gobierno, tenemos toda la disposición para adelantar un trabajo articulado, de fortalecimiento de los procesos de reincorporación, reintegración y reconciliación. Evidentemente, esta es una estrategia de construcción de Paz y de oportunidades para los excombatientes y sus familias”, expresó el Subsecretario de Paz y Derechos Humanos de la Gobernación de Nariño, Amílcar Pantoja. 
 
Es de resaltar que, Nariño se convirtió en el primer departamento de Colombia en incluir la Política de Reintegración y Reincorporación en su Plan de Desarrollo Departamental ‘Mi Nariño, en defensa de lo nuestro’, lo cual lo convierte en ejemplo para el resto del país. 
 
¡Mi Nariño, en defensa de la paz y los derechos humanos!