El Gobernador de Nariño Jhon Rojas Cabrera inició su periodo de gobierno con un listado de acciones necesarias en temas como: la defensa de la vida, acciones conjuntas para fortalecer la seguridad, la inversión social, la productividad, la gestión de obras y proyectos de infraestructura; esto con el firme compromiso de trabajar y mejorar la calidad de vida de los nariñenses, bajo parámetros de eficiencia, austeridad e inclusión.

Convocar a una Mesa de Seguridad Nacional en Nariño con presencia del Presidente de la República Iván Duque, una reunión con comunidades que le apuestan a la sustitución de cultivos ilícitos en Tumaco, además de un consejo de seguridad para analizar la situación de líderes amenazados en Nariño y tomar acciones urgentes para su protección, son los hechos anunciadas como prioritarias por parte del Gobernador Jhon Rojas.

“Hoy lo primero que debemos defender es la vida, amenazada por la violencia que continúa golpeando a nuestro departamento y que se ha ensañado particularmente con los líderes sociales y defensores de derechos”, indicó Rojas, quien anunció que el viernes 3 de enero convocará un Consejo de Seguridad para analizar los hechos de violencia suscitados en la región, en especial, los relacionados con los líderes sociales.

El Gobernador de Nariño indicó también que las dificultades en el orden público en la región son evidentes y por ello manifestó que gestionará y convocará cuanto antes una sesión de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, presidida por el presidente de Colombia y todas las entidades gubernamentales, para buscar soluciones a las problemáticas que afectan la seguridad y la integridad de los nariñenses.

Frente al tema del decreto expedido por la Presidencia de la Republica para iniciar con la aspersión aérea, Jhon Rojas manifestó enfáticamente que pedirá al Gobierno Nacional se continúe el proceso de erradicación y sustitución voluntaria de cultivos ilícitos. Señaló que el sábado 4 de enero viajará a Tumaco para reunirse con comunidades del Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera, donde más de 16 mil familias le siguen apostando a la sustitución voluntaria, pese a las dificultades y complejidades que afronta la comunidad frente al Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito.

 

Oficina de Comunicaciones 

Gobernación de Nariño