Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de Nariño, convocó a las 64 alcaldías del departamento para tratar el tema de la mitigación del sacrificio clandestino en Nariño.

Al evento al que asistieron el Ministerio de Agricultura, el Instituto Departamental de Salud, Invima, CorpoNariño, entre otras entidades, planteó el status de las plantas de beneficio animal y asi poder tomar acciones concretas para el cumplimiento del decreto 1500, por el cual se establece el reglamento técnico a través del cual se crea el Sistema Oficial de Inspección, Vigilancia y Control de la Carne, Productos Cárnicos Comestibles y Derivados Cárnicos, destinados para el consumo humano y los requisitos sanitarios y de inocuidad que se deben cumplir.

El Asesor del Ministerio de Agricultura, Jairo Patiño, manifestó “los alcaldes son muy concientes de la problemática que se esta viviendo, es así como varias alcaldías están pensando en trabajar conjuntamente, para formar una unidad departamental que trabaje para garantizar la inocuidad de la carne y bajar el alto índice de sacrificio ilegal”.

Danita Andrade Diaz, Secretaria de Agricultura de Nariño, al respecto comentó “cada una de las entidades que hacen parte de la mesa de control de abastecimiento carnico, dieron un reporte del estado en que se encuentra cada municipio para el cumplimiento de la ley 1500. Existen falencias en la implementacion de las condiciones de inocuidad, ya que algunos municipios no cuentan con los recursos que implican el mejoramiento de las plantas de beneficio animal, es por eso que buscamos implementar una modificación del decreto de modo que se haga un estudio pormenorizado de las necesidades de cada municipio y así generar alternativas de solución”.

El porcentaje de sacrificio animal clandestino en Nariño es de aproximadamente 83%, y por eso el departamento realiza ingentes esfuerzos para que en los municipios se garantice la procedencia de la carne que consumen los nariñenses.