Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Gobernación de Nariño en convenio con la empresa de servicios públicos Empuleg, desarrollan proyectos que tienen como objetivos diseñar, instalar y poner en marcha sistemas fotovoltaicos pilotos para la generación de energía eléctrica en infraestructuras sociales.

Con este proyecto se busca impactar a todas las subregiones que hacen parte del Departamento de Nariño y por ello, en la primera etapa las localidades beneficiarias son: Jardines de Sucumbíos (Ipiales), Taminango, Tumaco y Bocas de Víbora (Olaya Herrera).

“Hemos recorrido una diversidad geográfica donde enfatizamos y diagnosticamos una necesidad prioritaria para la región, y son los paneles solares, paneles que se instalan con el fin de fomentar el Crecimiento Verde de nuestras comunidades y del departamento, así le apuntamos a energías limpias y sobre todo a un desarrollo sostenible”, explicó John Maya González, Subsecretario de Gestión Ambiental y Crecimiento Verde.

Con la implementación de estos sistemas fotovoltaicos se beneficiarán cuatro comunidades del Departamento de Nariño. Las localidades seleccionadas son: Jardines de Sucumbíos (Ipiales), dos centros educativos de la comunidad y veredas aledañas. En Taminango el parque central, propicio para realizar actividades sociales y de deporte. En Tumaco el parque del barrio Nueva Ciudadela y en Olaya Herrera, sector de Bocas de Víbora el centro educativo, la sede comunal (albergue) y el centro social de las organizaciones de esta región.

“Hemos visitado zonas aisladas del departamento y donde nuestra misión es instalar sistemas piloto de energía solar fotovoltaica para mitigar los efectos del cambio climático a través de energías renovables, no convencionales, es decir, dejamos de utilizar el petróleo, el carbón como fuente energética y utilizamos fuentes amigables con el medio ambiente”, dijo Juan Carlos Guerrero, Ingeniero Mecánico de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Este proyecto finaliza en diciembre de 2018 con la instalación y puesta en marcha de los sistemas fotovoltaicos mencionados para cada localidad, adicionalmente se incluye la capacitación de personas de las comunidades afectadas como técnicos y profesores con el fin de transferir el conocimiento de mantenimiento y operación de los equipos y concienciar a las localidades del uso racionable de la energía eléctrica para mitigar los efectos ambientales fortaleciendo el uso sostenible de los recursos naturales: agua, aire y alimentos.