Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

La Secretaría de Equidad de Género e Inclusión Social en articulación con el Comité de Violencias Basadas en Género del Instituto Departamental Salud de Nariño y la participación activa de la comunidad nariñense; conmemoraron esta fecha representativa.

 

El Decreto 1480 que concreta esta iniciativa surge a raíz de la lucha de la periodista Jineth Bedoya, quien un 25 de mayo de hace 16 años fue secuestrada a las puertas de la cárcel La Modelo de Bogotá y torturada y violada por sus captores, tres paramilitares del Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a los que investigaba para un reportaje para el periódico El Espectador.

 

Por eso en este día se celebra la vida, la vida de las mujeres que han sido protagonistas del cambio y que logran que las otras mujeres de todos los territorios puedan obtener una dignificación que las haga sentir empoderadas ante la sociedad.

 

“Nosotros las mujeres decidimos romper el silencio porque no queremos que les pase lo que nos pasó a nosotras. Hemos pintado, hemos reflejado una pieza de una silueta femenina; todos dicen está muy bonita, pero la verdad es que no saben lo que significa por dentro. Hemos dicho que nosotras las mujeres no somos botín de guerra y nos mantenemos en decir Ni Una Más”, mencionó Carmen Guaquez, Represéntate Legal de La Asociación Buscando Nuevos Senderos. 

 

Las repercusiones que padecen las mujeres víctimas de este flagelo son tangibles a lo largo de sus vidas, adquiriendo desventajas tempranas en materia de educación y otros derechos que son importantes para su construcción personal sujetas activas del cambio, a su vez, lastimosamente se asume también como obstáculo para alcanzar igualdad, desarrollo, paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas.

 

Dalal Martínez, referente del Subprograma de Mujer y Género de la Secretaría de Equidad de Género e Inclusión Social de la Gobernación de Nariño comentó,“nosotros tenemos diferentes acciones de prevención porque somos un ente no respondiente de ruta cabe aclarar, pero sí que generamos unas dinámicas de prevención en el departamento por lo tanto estamos estructurando y reforzando rutas en todos los municipios de capacitación y sensibilización dado a que los funcionarios a veces no son muy sensibles respecto a este tema de violencias”.

 

De esta seguimos en la lucha por crear entornos más respetuosos y protectores para las mujeres víctimas de flagelos que si marcan sus vidas, pero con buenas articulaciones con diferentes entidades se puede lograr un aporte positivo para mejorar sus estilos de vida.

La Secretaría de Equidad de Género e Inclusión Social en articulación con el Comité de Violencias Basadas en Género del Instituto Departamental Salud de Nariño y la participación activa de la comunidad nariñense; conmemoraron esta fecha representativa.

 

El Decreto 1480 que concreta esta iniciativa surge a raíz de la lucha de la periodista Jineth Bedoya, quien un 25 de mayo de hace 16 años fue secuestrada a las puertas de la cárcel La Modelo de Bogotá y torturada y violada por sus captores, tres paramilitares del Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a los que investigaba para un reportaje para el periódico El Espectador.

 

Por eso en este día se celebra la vida, la vida de las mujeres que han sido protagonistas del cambio y que logran que las otras mujeres de todos los territorios puedan obtener una dignificación que las haga sentir empoderadas ante la sociedad.

 

“Nosotros las mujeres decidimos romper el silencio porque no queremos que les pase lo que nos pasó a nosotras. Hemos pintado, hemos reflejado una pieza de una silueta femenina; todos dicen está muy bonita, pero la verdad es que no saben lo que significa por dentro. Hemos dicho que nosotras las mujeres no somos botín de guerra y nos mantenemos en decir Ni Una Más”, mencionó Carmen Guaquez, Represéntate Legal de La Asociación Buscando Nuevos Senderos. 

 

Las repercusiones que padecen las mujeres víctimas de este flagelo son tangibles a lo largo de sus vidas, adquiriendo desventajas tempranas en materia de educación y otros derechos que son importantes para su construcción personal sujetas activas del cambio, a su vez, lastimosamente se asume también como obstáculo para alcanzar igualdad, desarrollo, paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas.

 

Dalal Martínez, referente del Subprograma de Mujer y Género de la Secretaría de Equidad de Género e Inclusión Social de la Gobernación de Nariño comentó,“nosotros tenemos diferentes acciones de prevención porque somos un ente no respondiente de ruta cabe aclarar, pero sí que generamos unas dinámicas de prevención en el departamento por lo tanto estamos estructurando y reforzando rutas en todos los municipios de capacitación y sensibilización dado a que los funcionarios a veces no son muy sensibles respecto a este tema de violencias”.

 

De esta seguimos en la lucha por crear entornos más respetuosos y protectores para las mujeres víctimas de flagelos que si marcan sus vidas, pero con buenas articulaciones con diferentes entidades se puede lograr un aporte positivo para mejorar sus estilos de vida.